lunes, 23 de julio de 2012



                                  Esta  noche  lleva  ya  tres  días  de  retraso.

domingo, 22 de julio de 2012



                                      ,  soy  uno  de  esos  adictos  a  la  tinta.
                                                          
                                                                              -profana droga alucinógena-

sábado, 21 de julio de 2012


                           Hay  un  vacío  legal  en  tus  ojos
                                                                que  nadie  se  atreve  a  regularlo.

viernes, 20 de julio de 2012

Y menos de ti

No te fíes de los que madrugan los domingos,
de los comerciales que vistan de corbata,
de las dependientas que te sonrían mientras te envuelve los pantalones.

No te fíes de los abstemios, de los abogados,
de las tetas en las portadas del Interviú,
de las que les hablan a sus perros como a un recién nacido,
de los que van al gimnasio
ni de los que duermen desnudos.

No te fíes de los que tengan una bandera republicana en su habitación,
de las declaraciones de los jugadores al término del partido,
de Paquirrín en una despedida de soltero.
No te fíes de los que vallan al Rocío
y vuelvan del Camino de Santiago.

No te fíes de tu camello,
de las cuarentonas con las uñas pintadas de rojo,
de los periodistas deportivos y los analistas financieros.

No te fíes de los hippies con aiphone,
de los socialistas cantando La Internacional,
de los populares que dan la mano a los obreros en campaña electoral.

No te fíes de un antidisturbios si lo ves apuntándote al corazón.

No te fíes de ninguno de esos hijos de puta
-a mí no te valen ni para enemigos-.
Respira hondo, deja que el humo lama las paredes de tus costillas,
antes de que nos cobren un impuesto extraordinario por ello. 

Piensa en lo que tienes, antes que en lo que necesitas.
Sueña, estudia, huye, y vuelve a empezar,
pero no te fíes de nadie,
y menos de ti.

lunes, 16 de julio de 2012



                         Se  han  instalado  controles  de  velocidad
                                             en  la  cintura  de  los  relojes  de  arena.

martes, 10 de julio de 2012



             Es  necesario  tener  la  libertad  que  le  falta  a  los  sonetos

           Creo  en  el  sexo  como  único  camino  hacia  la  paz.
                                 
                                                       -¿Alguna  pacifista  que  quiera  alcanzarla?-
                                                                          

                     La   fe   no   mueve   montañas,
                                                               tan sólo es un efecto óptico.

domingo, 8 de julio de 2012

Sangrando por los codos

Tienes que marcharte cinco minutos antes de olvidarme.
Ajústale las manecillas al reloj
-después será demasiado tarde-.

Déjame encendida la despensa y la radio
que el silencio me huele a ti.
La guitarra dormida, las gatas en el tejado,
los espejos sin memoria.

Llévate tu primera colonia
-a las cortinas no le sientan igual que a ti-,
tu neceser contra el olvido,
tus aspirinas para el dolor ajeno,
tu hueco de la cama.

Dile a las fotos que aparten la mirada
cuando me vean aparecer por la puerta
sangrando por los codos
y con los ojos en erupción.

Recórtale los titulares al periódico
y empapela los desconchones de mi mente.
Miente, reza, silba, comulga...

Dime si sigues ahí
-con el alma forrada de carne y de huesos-.
Déjame algo suelto para tabaco,
y olvídate la humedad en las toallas
antes de que te marches sin haberte olvidado de mi.